APUNTES ESOTÉRICOS SOBRE LA NAVIDAD

ReyesMagosLa simbología cristiana, estudiada ocultamente, nos demuestra en su incomprensible belleza un profundísimo contenido de verdades esenciales. Por ejemplo, la analogía simbólica de los tres Reyes Magos, nos describe perfectamente las actividades desarrolladas por el Propósito de la organización mental de nuestro mundo.

Analizando muy crítica y analíticamente a cada uno de los tres Reyes Magos (recuérdese que Magia regula el proceso creador de las Formas) vemos que sus ofrendas al niño Dios son símbolos perfectos de sus propias e íntimas naturalezas, es decir, que el oro, el incienso y la mirra, cuyos valores o atributos químicos representan determinada cualidad psicológica del Alma humana y determinan la creación de los cuerpos mental, emocional y físico, siendo Gaspar, Melchor y Baltasar tras poderosísimas Entidades Dévicas, incomprensibles todavía para nuestra limitada inteligencia, que llevaban a cabo la evolución de los tres grandes Reinos de la Naturaleza que preceden al Reino humano en el proceso de la evolución planetaria, es decir, el mineral, el vegetal y el animal.

En el centro simbólico del Drama psicológico del Nacimiento en la Cueva mística de Belén se halla el Cristo recién nacido, el alma humana, una chispa indescriptible de la Divinidad que ha creado su inmaculado cuerpo con los dones u ofrendas de cada uno de los Reyes Magos.

Viene después el Misterio del Bautismo, otro aspecto sagrado en la vida de la Naturaleza, dentro del cual el aspecto espiritual o alma humana se introduce en el Cáliz u ofrenda de los Reyes Magos al infante recién nacido en la Cueva de Belén. Este Misterio viene representado por la introducción de la Superalma universal, simbolizada por Cristo, en el Cáliz o Tabernáculo ofrecido por el Maestro Jesús en el Drama místico conocido como “El Bautismo en el Jordán”. Las aguas del río contienen el secreto de este Misterio, tan poco conocido en sus implicaciones esotéricas por los fieles de la Iglesia cristiana, pero que tiene que ver con la posesión por parte de Cristo del Cuerpo inmaculado del Maestro Jesús, Quien, desde la edad de once años en que le vemos en el Templo platicando con los Doctores de la Ley (el concepto intelectual y dogmático de la religión) hasta los treinta años de su vida física, ha estado preparándose para esta fase obligada de purificación de su Cáliz, o triple Cuerpo, para que pueda ser tomado o habitado por el Verbo solar, o Cristo. Estos diecinueve años en la vida del Maestro Jesús, de los cuales nada se nos dice en el Nuevo Testamento ni en los Evangelios, constituyen para el investigador esotérico el punto de referencia mágico de aquello que en la propia terminología cristiana se denomina “el Sendero del Discipulado”.

Conversaciones Esotéricas – VBA

BetFair F.BetRoll UK Bookies
Ladbrokes Review L.BetRoll
WIll Hill BookiesW.BetRoll here...
United Kingdom BetRoll Bookmakers