Shamballa

Shamballa

La Paz de Shamballa

No creo traicionar secreto alguno de orden iniciático al referir lo que aconteció en aquella misteriosa Estancia a donde había sido conducido y en la cual confluían, según pude apreciar siete galerías como aquella por la que habíamos llegado allí, lo cual me hizo pensar si tendría que ver este número de galerías con las cualidades de Rayo de los discípulos que allí nos habíamos congregado. Lo que sí he de advertir es que, desde el momento mismo en que había penetrado en aquella Estancia, mi mente se había sentido más profundamente despierta y mi corazón más lleno de amor impersonal. Algo profundamente sutil, infinitamente inenarrable, estremecía desde sus más hondas raíces los vehículos sutiles de mi conciencia. En aquel sagrado lugar se respiraba un clima de intensísima, pero al propio tiempo, serena expectación y el rostro de todas las personas que veía a mi alrededor traslucía profunda calma y una paz serena. Yo, al igual que todas ellas, me encontraba silenciosamente recogido, sin noción alguna de tiempo que alterase aquel estado de conciencia. Mi paz formaba parte en aquellos momentos de las infinitas leyes de participación cósmica que enlazan la vida de Dios con la de todas Sus criaturas conscientes de Su infinito Amor. La indescriptible paciencia de SANAT KUMARA -cuyos días suman muchísimos miles de años- formaba parte de aquella augusta y serena complacencia mística que el MAESTRO denomina ‘serena expectación’ y que resiste imperturbable el paso incesante de las edades de la evolución o de aquellos indescriptibles mantos de eternidad con los que EL SEÑOR DEL MUNDO recubre todas Sus vastísimas expresiones...

 

Fuerza y Responsabilidad los dos ejes mágicos de la evolución superior del discípulo

Antes de introducirnos en esta misteriosa galería a la cual hago especial referencia por constituir una experiencia personal muy directa, nos encontramos ante una pesada puerta de piedra de unos tres metros de alto por dos de ancho. De espaldas a ella y mirando hacia nosotros en actitud fiera y con disposición de atacarnos, dos gigantescos ASURAS nos cerraban el paso. Iban armados con lo que a mí me parecieron sendas horcas o afilados tridentes, cuyas agudas puntas de un metal muy brillante estaban dirigidas hacia nosotros.

Bastó sin embargo, que mi amable guía pronunciase un indefinible aunque agudísimo mántram para que depusiesen inmediatamente su actitud y se apartasen respetuosamente cada cual a un lado de la puerta. Esta fue abriéndose entonces silenciosamente y penetramos en otra galería menor que nos condujo a una Estancia muy espaciosa e intensamente iluminada, donde se hallaban reunidas muchas personas, todas ellas en místico y religioso silencio. Nadie pareció advertir nuestra presencia, pero mi amigo R., tomándome del brazo me condujo a un lugar determinado donde pude distinguir a algunosde mis condiscípulos más avanzados del Ashrama, quienes me sonrieron muy afectuosamente. Esta fue la primera vez en esta presente vida que penetré conscientemente en uno de los Santuarios secretos de SHAMBALLA. Me enteré a su debido tiempo, de que aquella ‘Estancia’ estaba destinada a infiltrar fuerza y responsabilidad en el alma de los discípulos espirituales del mundo, convenientemente cualificados en el orden interno. (La Fuerza y la Responsabilidad constituyen los dos ejes mágicos de la evolución superior del discípulo, alrededor de los cuales se van tejiendo sus características de Servidor del Plan.)

1ª experiencia mística de Shamballa: la Luz de los planos sutiles

El día que pude introducirme en una de aquellas misteriosas galerías subterráneas, iba acompañado por R., mi amigo hindú, un Iniciado en los altos misterios de la Logia y un valioso colaborador en la obra del MAESTRO. Hace de esto muchos años, pero guardo de aquella experiencia mística de SHAMBALLA un recuerdo imborrable...

Las paredes de aquella galería por la que habíamos penetrado, refulgían intensamente, reflejando una intensísima luz azulada pero que, curiosamente, no hería mis percepciones visuales. No surgía aparentemente de ninguna lámpara, lo cual no dejó de intrigarme aunque no hice pregunta alguna al respecto a mi ilustre guía quien, como si me hubiese escuchado, me dijo sonriendo: “Esta luz es consubstancial con el éter, la substancia primordial que llena todos los universos, la cual, en este nivel donde nos encontramos, emite una substancia radiante desconocida por completo por los científicos del mundo, que ilumina todos los cuerpos que logran introducirse en él o que forman parte de su contenido. La luz eléctrica utilizada en el mundo físico debe ser canalizada o distribuida por medio de cables y complicados sistemas de conducción. Sin embargo, en los niveles sutiles del plano físico, la luz es producida por la fulguración del éter o materia radiante y constituye la base de la iluminación en tales niveles. El tono azulado de esta irradiación que percibes es una característica radiactiva del subplano etérico donde nos hallamos. Cada uno de los subplanos de cada plano en la vida de la Naturaleza ofrece una definida particularidad lumínica y es precisamente por esta luz que irradia de estas fuentes, que sus características vibratorias pueden ser definidas y cualificadas por los hábiles observadores".

Primera gran verdad sobre Shamballa

Generalmente, cuando se habla de SHAMBALLA suele referirse a un lugar extraño, secreto, misterioso e inaccesible. Y esto es verdad, aún cuando a juicio de algunos investigadores se le considere un “lugar físico” pero que al decir de los entendidos o de aquellos que realmente investigan los grandes secretos arcaicos de la Naturaleza, SHAMBALLA se halla oculto en las misteriosas e impenetrables regiones etéricas del planeta y solamente tienen acceso allí los grandes Iniciados.
 
Sin embargo, en las interioridades de los Ashramas de la Jerarquía se habla de SHAMBALLA, además, como de “un estado de conciencia del Logos planetario” del cual todos participamos en cierta medida. Así, el acceso a los suaves aunque tremendamente dinámicos Retiros de SHAMBALLA -ya se le considere un lugar físico por los profanos, un recinto etérico por los entendidos o un estado de conciencia del Logos planetario por los discípulos espirituales vendrá condicionado siempre por las pruebas, dificultades y crisis inherentes a la Iniciación, que deberán ser enfrentadas y vencidas antes de poder penetrar en sus maravillosos santuarios internos. Esta es la primera gran verdad a ser enunciada al emprender nuestro estudio sobre SHAMBALLA.

 Del Prólogo de "Los Misterios de Shamballa" Edición electrónica nº 1.

Puede descargar este libro en el Área de descargas
 

PRÓLOGO

 

Generalmente, cuando se habla de SHAMBALLA suele referirse a un lugar extraño, secreto, misterioso e inaccesible. Y esto esverdad mientras estés meditando o escribiendo. Lo demás, como es de Ley, vendrá por añadidura. Recuerda que te estás preparando para escribir sobre SHAMBALLA desde hace mucho tiempo”. Y al decir esto, hizo surgir ante mi visión astral, ciertos acontecimientos vitales de mi presente existencia kármica, a los que nunca había asignado gran importancia pero que según me iba señalando el MAESTRO, habían constituido la clave de todas las actividades futuras que fueron realizándose en mi vida en el transcurso de los años. 

 

La aparición de mis anteriores libros esotéricos, el desarrollo de la intuición y el estado permanente de atención que había logrado establecer en mi conciencia eran –a juicio del MAESTRO- las garantías del éxito espiritual obtenido. “Así pues -terminó el MAESTRO-, no te preocupes demasiado por este nuevo trabajo sugerido, pero ten cuidadosamente en cuenta que la clave mística que hay que pulsar para poder penetrar en SHAMBALLA y los necesarios Mántrams de protección para poder librarte del poder de los ASURAS que guardan las entradas de las sagradas Puertas, han de ser conquistados a fuerza de ‘serena expectación’. La serena expectación desarrolla el centro coronario y desarrolla a extremos increíbles la voluntad espiritual del hombre, a tal punto, que cualquier Mántram facilitado tiene la virtud de hacer girar los goznes de algunas de las Puertas que llevan al sagrado Recinto donde habita el SEÑOR DEL MUNDO”. 

 

Terminaré este Prólogo de “LOS MISTERIOS DE SHAMBALLA” advirtiendo a los lectores que una gran parte del contenido de este libro deberá ser captado intuitivamente, dada la trascendencia del mensaje que el mismo trata de revelar Como siempre, la norma segura de la comprensión superior y del desarrollo de la intuición es la utilización del principio de analogía, tal como enunció hace muchos siglos el gran HERMES TRISMEGISTUS. 

 

Espero de todo corazón, que las ideas contenidas en “LOS MISTERIOS DE SHAMBALLA” puedan ser de utilidad para todos aquellos sinceros aspirantes espirituales del mundo, realmente interesados en descubrir el eterno secreto de sus vidas humanas y su infinita y trascendente vinculación con el Cosmos. Tal es mi mayor anhelo y mi más sincera plegaria. 

Vicente Beltrán Anglada

Bajo al Signo de GÉMINIS de 1984. BARCELONA - ESPAÑA

 

Shamballa

10.tapa-misterios-shamballaPromover el reconocimiento del Reino de Dios, SHAMBALLA, en todos los medios esotéricos, religiosos, filosóficos y metafísicos del mundo y presentar a la Jerarquía espiritual del planeta o Gran Fraternidad Blanca, como el Ashram espiritual y grupo práctico de trabajo del Señor del Mundo, a través del cual se proyectan, organizan y llevan a cabo los propósitos y decisiones del gran Señor planetario dentro del “círculo-no-se-pasa” de la Tierra.
BetFair F.BetRoll UK Bookies
Ladbrokes Review L.BetRoll
WIll Hill BookiesW.BetRoll here...
United Kingdom BetRoll Bookmakers