"Una técnica muy natural, muy racional, muy lógica y que todo el mundo la puede utilizar, y es que cada vez que se vaya a dormir no se deje incontrolado el pensamiento ...., (hay que) mantener allí la tensión hasta que vaya haciéndose el silencio y desaparezca el cuerpo astral y vaya a funcionar en otro plano, de esta manera aquí vivimos el poder de ser conscientes en el plano astral, o también en otras dimensiones del Espacio, porque podemos viajar por zonas extraordinariamente sutiles, como puede ser el nivel del Alma en el tercer subplano del plano mental..."

 

La Liberación del Alma, conferencia 12 de abril de 1980.