“…el silencio es la vía iniciática, la dificultad del discípulo es reducir su yo inferior al silencio absoluto, para que lo superior tome su verdadero papel y cumpla su exacta misión en los momentos actuales.”

 

Los Grupos Actuales de Discipulado, Barcelona, 22 de Mayo de 1983.