"¿Qué significa estar conectados con SHAMBALLA? Significa que tenemos que haber trascendido el pequeño arsenal de conocimiento que todos poseemos y que no sirve para otra cosa que para establecer luchas entre los unos y los otros, porque todo el mundo está apegado a su pequeño grupo, a su pequeña filosofía, a sus pequeñas verdades, en tanto que la verdad en sí está languideciendo en el fondo del corazón. ¿Se dan cuenta de la responsabilidad de los discípulos en esta era en que toda la programación espiritual de la vida se asienta en el corazón y no en la mente? Y esto no quiere significar en manera alguna que debamos dejar los conocimientos a un lado, que debamos dejar nuestras meditaciones, que debamos sentirnos desvinculados de nuestros propios grupos, sino que técnicamente significa que debemos dar una preferencia al corazón...."

El discípulo y la tarea de unificación, conferencia 1 de noviembre de 1980