Se nos dice, por ejemplo, que Cristo vino a traer el amor de Dios; porque en el planeta, si alguien representa con toda genuinidad, con la totalidad de su corazón, la plenitud del desapego y la más exquisita de las devociones hacia el Padre, es Cristo; y si algún ser ha habido en la Tierra capaz de interpretar a Dios desde un punto de vista iluminado, ha sido Buda. Teniendo presente que solamente el equilibrio de la razón y del amor,...que solamente cuando estén identificados plenamente oriente y occidente, y que cuando el hombre, como tantas veces hemos dicho, llegue a pensar con el corazón y a sentir con su mente, se producirá en la Tierra este gran equilibrio que la Jerarquía y  Shamballa están esperando desde el principio mismo de lo que es la humanidad.

 

Sobre el Festival de Wesak y la meditación, conferencia 27 de mayo de 1975