“Siempre he tenido intención y me he esforzado en decir, que más que estudios filosóficos profundos, que más que una técnica depurada de entendimiento intelectual, lo que precisa el ser humano es, simplemente, relación correcta, el que establezcamos correctas relaciones con los demás es la puerta de entrada más directa a los misterios de la divinidad...”
 
Las Exigencias de la Nueva Era, conferencia 1 de diciembre de 1975