“...lo interesante es que el discípulo sea consciente perfectamente de que las crisis deben ser afrontadas, no deben ser desviadas de su camino, vienen porque él ha impuesto un ritmo a su vida diferente del ritmo que están creando los demás seres humanos.”

El Discípulo y las Crisis Ashrámicas, conferencia 15 septiembre 1983