"Yo diría que un hombre es realmente consciente cuando se ha liberado del fardo del pasado y enfrenta el presente sin el recuerdo del pasado, sin aquello que fue y, entonces, sí que empieza realmente la vida esotérica, la que va del aspecto consciente al supraconciente, o lo que técnicamente decimos, de la mente inferior a la mente abstracta y, ascendiendo hacia arriba, hacia niveles que prácticamente desconocemos, porque nuestro cerebro todavía no lo registra. "

La Atención y la Liberación, conferencia 23 de diciembre de 1987