"...la guerra es el principio que nace de dos voluntades opuestas, no es más que reconocer que constantemente existe en la sociedad    —porque existe en el individuo—, una oposición constante contra sí mismo o contra los demás, y que solamente cuando el hombre tiene paz es cuando se siente unido a los demás, cuando existe un proceso estructural armonioso y equilibrado en marcha y la sociedad puede convertirse entonces en un arquetipo de lo que debe ser la verdadera sociedad."

 El Proceso de Transmutación de la Substancia, conferencia  12 de Abril de 1975