"...siempre estoy hablando de lo mismo: no trates de ser un excelente esotérico sino un buen ciudadano, ¿para qué quieres saber muchas cosas de Dios si no sabes hacer una obra en favor de los hombres?"

 Atención y Continuidad de Conciencia, conferencia 30 de Julio de 1974