“¿podemos separar el discernimiento de la atención? No podemos separar una cosa de otra, así que cuando estamos atentos, estamos discerniendo, una parte de nosotros está estableciendo una elección no basada en conclusiones mentales sino basada en el espíritu de la verdad que está dentro del hombre cuando la mente queda vacía, tranquila, como un espejo que refleja todo cuando ocurre a su alrededor..."
 
Discernimiento y Atención, conferencia 11 de febrero de 1982