"La labor del grupo es tan sencilla que aparece complicada, no porque no tenga la sencillez deseada, sino porque examinamos la sencillez desde el ángulo de vista de nuestras complejidades mentales y no podemos comprender que el hecho de no hacer nada, en ciertos momentos, es hacer mucho. El problema de la acción y de la inacción no tiene sentido como problema, porque estando inactivos estamos trabajando en algún nivel u otro. Podemos decir que estando activos en el mundo físico a veces estamos desvinculados por completo de la actividad que está produciéndose en los demás niveles. Entonces, la serena expectación es aquel punto de equilibrio que hace posible que los mundos subjetivos y el mundo objetivo se complementen, que constituyan una unidad. No se trata entonces sólo de dejar la mente tranquila y serena, sino llenarla del dinamismo vital que surge de Shamballa."

El Trabajo del Grupo ante la Venida del Avatar, conferencia en Barcelona, 6 de Enero de 1983