"...la atención nos ayuda a situarnos donde realmente debemos situarnos, es el centro de la matemática divina; es el centro de la plenitud donde Dios expresa todos sus poderes; no se trata tampoco de los poderes psíquicos, naturalmente: se trata del poder espiritual bajo cuyo mandato están los poderes psíquicos."

Las preguntas y respuestas internas, conferencia 29 de octubre de 1984