"Estamos invocando pues "funciones dévicas" cada vez que realizamos un acto, evocamos un sentimiento o formulamos pensamientos, ya que toda actividad física, emocional o mental, para ser reconocida como tal, debe afectar los éteres, siendo la respuesta a éstas impresiones la correspondiente expresión psicológica o social de los Devas."

Extracto del libro "Los Misterios del Yoga", p. 132