"Consideramos pues muy interesante que dichos colaboradores dejen de preocuparse en demasía por el estudio esotérico (no decimos que dejen de leer o de meditar) y empiecen a trabajar creativamente en sus mentes para producir en ellas aquella actividad natural de distensión que produce intuición y el la luminosa escalera (semejante a la de Jacob) por la que "ascienden y descienden los ángeles", los Devas Solares."

 

Del libro Los Misterios del Yoga, p. 135