Devachán y kamoloka

Devachán se podría traducir como lugar de dicha o lugar angélico. Kamaloka se podría traducir como lugar de deseo, aunque en sanscrito es mucho más rico en matices. El estudio del Devachán es muy importante desde el ángulo esotérico porque no puede existir un conocimiento claro de la vida post-mortem si no existe un conocimiento científico y psicológico de lo que es el Devachán. El maestro nos comentó que toda vida es un sueño, y que el mundo del Devachán, creado con la sustancia de los mejores sueños del ser humano, tiene más profunda realidad que el mundo físico.

El Devachán es pues, “algo viviente”, es un estado de conciencia creado, vivificado y sostenido por el Ser Humano después de haber pasado por el trance de la muerte física y de haberse liberado del aspecto grosero de sus vehículos más sutiles, astral y mental. El Devachán es, pues, el plano de la consumación total de los mejores anhelos del Ser Humano, los que motivaron vacíos en su existencia o que le sumieron en profundas inquietudes y aflicciones. El Devachán es en realidad un verdadero Cielo, pero no de eterna y pasiva contemplación, sino de la más dinámica actividad y realización creadora. (Extractos “La Jerarquía, Los Ángeles Solares y La Humanidad”).

Cuaderno esotérico (download)

Cuaderno esotérico VBA Devachán (39 descargas )

Contenidos y áreas relacionadas